Habitat Cluster Barcelona busca soluciones disruptivas para generar energía a través del mobiliario, el equipamiento de edificios e infraestructuras.

Habitat Cluster Barcelona ha participado en el makeathon organizado por FabLab Tierras del Ebro. Se trata de un concurso abierto de ideas para atender las necesidades del sector hábitat. HCB ha planteado el reto de generar energía a través de los productos del sector para reducir el impacto que tiene la construcción y uso de los edificios sobre el medio ambiente.

Construir y utilizar los edificios causa un gran impacto sobre el medio ambiente. De hecho, casi la mitad de las emisiones de CO2 del planeta son producidas durante la construcción y el uso de los edificios. En Cataluña, las viviendas, comercios y oficinas consumen un 27% de toda la energía del país. Como se puede reducir y neutralizar este impacto?

Este ha sido el punto de partida planteado por HCB en el concurso abierto de ideas organizado por Fablabs TE del Ayuntamiento de Amposta y con el apoyo de la Fundación i2CAT. A partir de aquí, cuatro grupos de 3 personas de diferentes ámbitos profesionales han comenzado a plantear ideas disruptivas que permitan desarrollar soluciones concretas para afrontar este reto y, llegado el caso, un prototipo de cómo podrían aplicarse.

Paralelamente, otros cuatro grupos, han trabajado en otro reto planteado por el clúster de equipamiento del hogar y el contract (CENFIM). En este caso se han solicitado propuestas para fomentar la incorporación de nuevas tecnologías en el equipamiento con el objetivo de reforzar el confort y la capacidad de personalizar experiencias en diferentes tipos de espacios hábitat.

El makeathon se dirigía a la comunidad maker de las Tierras del Ebro con el objetivo de presentar un modelo competitivo de co-creación y de innovación que ya se aplica en muchos países y con resultados muy positivos que promueven cambios relevantes para el entorno.

En el caso del reto planteado por HCB la propuesta ganadora ha sido la presentada por el equipo RECIBIR con el proyectoE-BRICK un tabot (hecho en plástico reciclado) que recoge la energía cinética del viento que toca contra las fachadas. Hay un ventilador que absorbe las corrientes de aire y los redirige por un sistema de compresión de aire. La energía se vuelca en una batería. Cada tabot puede generar su ventilación o generar un conducto continuo. La idea es como las fotocélulas que hay en las placas solares hechas de miles de mini placas y el conjunto es lo que crea la energía o potencia.

En el caso del reto planteado por CENFIM la propuesta ganadora ha sido la presentada por el equipo PENTAMAKERS                 con el proyecto: SMART HOTEL ROOM. Se trata de un rediseño holístico de las habitaciones de hotel, integrando elementos de domótica y multimedia (sensores táctiles integrados en el mobiliario, SmartWatch para capturar el nivel de estrés, el nivel de oxígeno en la sangre, motorización del energía corporal, motorización de la frecuencia cardíaca y motorización del ciclo del sueño, sensores de presencia "true presence" que miden la presencia y la calidad térmica y química del aire de la habitación, pantalla para el consumo de multimedia, teletrabajo y realización de videoconferencias, mueble bar con facturación y control de inventario automático, etc.) Esto permitiría una interacción más natural, transparente y predictiva con el entorno, el cual se modificaría mediante la reproducción de música, ajuste de los colores e intensidad de los luces, etc. Con la propuesta se propone también un nuevo sistema constructivo que permitiría la pre instalación de las instalaciones y aparatos en los paneles y mobiliario, lo que permitiría reducir los tiempos de instalación y la necesidad de realizar obra civil.

 

DESCARGA LA NOTA DE PRENSA

 

Comparteix!