NOTTINGHAM / REINO UNIDO

Aran Kalogroulis es un ingeniero industrial que ha inventado la ducha sin fin. Es una ducha que consigue recuperar, filtrar, esterilizar y reutilizar 6 litros de agua de forma constante e infinita. La ducha funciona con un sistema similar al de las fuentes, filtrando y esterilizando el agua mediante carbón activo y la radiación de rayos UVA para eliminar los gérmenes y bacterias.

El resultado es que mientras una ducha normal puede tirar 150 litros de agua durante 10 minutos, Endless Shower trabaja siempre sobre un 4% de esta cantidad, haciendo circular los mismos 6 litros tanto tiempo como desee el usuario. Además, este sistema se puede instalar en domicilios, oficinas, instalaciones deportivas o incluso en caravanas, barcas o bungalows, lo que permite liberar mucho espacio que hasta ahora debía destinarse a depósitos de agua.

Kalogroulis está trabajando para lanzar el producto al mercado en los próximos meses.

https://kalogroulis.design/endless-shower

 

¡Comparte!